¿Qué posibilidades hay de que un aficionado reciba dos pelotazos, en dos pitcheos consecutivos?

17 Agosto 1957. Richie Ashburn jardinero de los Phillies de Philadelphia y miembro del salón de la fama, estaba tomando un turno en un juego contra los Gigantes de Nueva York, Ashburn conectó un foul que se fue a las gradas y la bola le pegó a una aficionada en la cara, la infortunada dama se llamaba Alice Roth y la bola le había fracturado la nariz.

Roth era esposa de Earl Roth, editor del Philadephia Bulletin Newspaper (para quien Ashburn escribiría años más tarde).

Luego del pelotazo el juego se detuvo momentáneamente y las asistencias médicas del estadio llegaron a auxiliar a la sra Roth, la pusieron en una camilla y la trasladaron hacia afuera por un lado del terreno de juego, el umpire cantó el playball y al primer lanzamiento Ashburn conectó una línea de foul y la pelota le pegó en la rodilla, fracturándole un hueso a la sra Roth, cuando esta iba en la camilla por un lado del terreno.


Las probabilidades de ser golpeado por un foul dos veces en lanzamientos consecutivos en diferentes lugares del estadio, son casi infinitas. A raíz de ese incidente la sra Roth decidió sentarse en un lugar muy alejado de la caja de bateo, Ashburn y ella se hicieron amigos y más tarde el hijo de la sra Roth fue bat boy de los Phillies.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: