Crónicas de coronavirus 29, vigésima novena de?

Crónicas de coronavirus 29

Ricardo Urquidi

Desde sus épocas de frustración cuando fue victima de los fraudes electorales con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, AMLO acuño la histórica frase: “Al diablo con las instituciones” y ahora como Jefe del ejecutivo federal la ha llevado al extremo considerando que es el primero en salvaguardarlas, rayando en una incógnita, buscara justicia o venganza?

Su política desde principio de su administración es eliminar todo aquello que ha sido instrumento para ejercer la corrupción, la eliminación de las Estancias Infantiles fue el primer caso de lo que sucedería después: cancelo todo el programa, argumentando que se había convertido en un foco inmenso de corrupción, guarderías con un registro de infantes adulterado, su estrategia para combatir tal saqueo de recursos públicos fue desaparecerlas, los culpables, los delincuentes que se aprovecharon de las bondades que brindaba el programa de estancias Infantiles subrogadas por el IMSS jamás fueron objeto de investigación, ni mucho menos de consignar penalmente a los transgresores.

Ante tal desfalco no hubo justicia, ¿fue un acto de venganza?, de exhibir solamente a los pasados regímenes?

Ahora quiere desaparecer los Fideicomisos que dan sustento a muchos programas deportivos, económicos, culturales, de intercambio estudiantil y en otros casos son depósitos para eventualidades de desastres naturales, conociendo el sistema político mexicano, que no ha desaparecido, dichos fideicomisos en el pasado y presente han sido desviados sus fondos para intereses personales, siendo nido de corrupción y nuevamente se pretende cancelarlos en vez de ir tras de los malhechores de cuello blanco que bajo la opacidad de su actuar los han saqueado, justicia?, venganza? o caja chica para saciar la voracidad social de sus programas asistencialistas?.

No se puede hacer justicia olvidando el beneficio común, la venganza siempre es egoísta, no tiene amparo en la comunidad, la justicia tiene un propósito social, la venganza es disparar sin sentido, la justicia recupera nuestra fe en las instituciones, la venganza destruye sus cimientos.

¿La política de estado de la Cuarta Transformación es desaparecer todo vestigio de las instituciones que creo, fundo y preservo el neoliberalismo?, sin apego a la justicia?, López Obrador realmente cree que es capaz de motivar una republica amorosa, que su sola ascensión al poder ya se va acabar la corrupción?, que borrón y cuenta nueva?, que se puede desmantelar un sistema político sin tener culpables?, piensa AMLO que a los que exhibe a diario, a los profesionistas que denigra a diario se la van a perdonar?, ya no sabe uno distinguir a los sociópatas de los antiguos regímenes y los de la 4T.

Ahora se cancelan todos los proyectos de las energías renovables, no por que López Obrador no crea en ellas, nuestros antiguos funcionarios públicos, previo soborno, otorgaron la producción, distribución y comercialización de energías eólicas a empresas extranjeras en condiciones muy desfavorables para el estado mexicano, de tal suerte que el gobierno mexicano en ese rubro perdió su autonomía, ahora pese a los proyectos ya firmados y en construcción, pese a los juicios por venir, se cancelan, en la pirinola que juega López Obrador solo hay una cara: Todo o Nada, se olvida de los culpables, no hay investigación, ni consignación, López Obrador no explica sus acciones, primero ejecuta su cuestionable venganza, así sea en contra del avance del país, hay un afán de exhibir solamente no de justicia social y en ello las instituciones son arrasadas.

Puede tener a ex miembros de la mafia del poder como el mismo los denomina en su equipo, pero si sus pecados ya fueron perdonados por su Tiara política, ellos pueden estar en su gabinete, con las mismas mañas de antaño, mientras tanto la división social provocada desgraciadamente por el mismo Jefe del Ejecutivo, galopa a un ritmo preocupante, ya está en peligro el pacto federal, ya los estados se quieren separar de la federación con el peligro de que en cada entidad exista un Virrey, los vientos nos golpean de frente nublando nuestra vista, ya le tememos mas a los políticos, a la inseguridad que al coronavirus.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: