Tiempo de crisis, tiempos de oportunidades

Tiempo de crisis, tiempos de oportunidades

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

La actual contingencia sanitaria provocada por el coronavirus tiene atado de manos, con cubre bocas a la máxima fiesta deportivo del estado: el Estatal de Beisbol, la actividad beisbolera anual que inicia con las ligas regionales de cada una de las zonas, en algunos casos ni iniciaron y las que alcanzaron a comenzar fueron suspendidas, quedando acéfalas de campeón y titulo para desgracia de sus aficionados, ahora con esta cuarentena que no tiene fin, no tiene fecha de inicio y esta entrampada en su misma estructura.

Es por demás impensable que el Estatal Champion Flores comience en Junio o Julio, el tiempo ya es un enemigo, como rival es la indisciplina social de no atender las indicaciones de quédate en casa, bajo esa óptica cada quince días puede haber brotes y rebrotes del COVID-19, por tal motivo la Asociación Estatal vive al día y depende de las circunstancias diarias del comportamiento que presente la pandemia, no se puede imaginar un estatal sin aficionados en las gradas y de hacerlo en que condiciones de sana distancia se desarrollaría?.

Lo que nos lleva a un aletargamiento de todo lo que significa una competencia como el Estatal de Beisbol, espera que depende de la visión pasada, presente y futura que se observa sobre una competencia que en los últimos treinta años no ha evolucionado, siendo victima de su misma mediocridad.

Si en dos meses la situación no mejora, ¿sería utópico que el estatal se juagara sin aficionados?, sin venta de cerveza?, ¿sin todos lo que estamos acostumbrados?…

En una empresa, en un corporativo con visión, sustentado en los avances tecnológicos, en la exclusividad, en la venta de un producto que en el pasado ha demostrado ser redituable, tal vez podríamos afirmar que sí.

Si la Asociación Estatal quiere avanzar, quiere realizar un ensayo, por este año dado las circunstancias podría licitar la transmisión de las series del Estatal vía televisión, concesionar a una sola televisora, a una sola radiodifusora ya sea a nivel estatal o por cada zona los derechos de comercialización.

En caso de ser estatal la venta de derechos de transmisión televisiva y radiofónica el monto de tal subasta comercial deberá cubrir mínimo la gratificación de peloteros, gastos de operación de todos los equipos y la empresa que le entre al proyecto podrá vender con empresas de carácter nacional, estatal o municipal de cada zona, espacios publicitarios que cubran y mejoren su inversión.

En caso de que las concesiones sean por zona, cada equipo tendrá un concesionario televisivo y radiofónico que cubra sus necesidades, al salir de gira también tendría derecho de trasmitir, siendo por serie solo dos medios de comunicación los que podrían trasmitir, el local y el que cubre al equipo visitante.

Todos aquellos medios de comunicación que no fueran los agraciados tendrían sus acreditaciones de prensa con la normatividad de que no pueden trasmitir por ningún medio, solo podrán realizar entrevistas al comienzo y termino de los partidos y dar sus reseñas, comentarios, opiniones en sus programas.

Claro que la inmensa mayoría no estaría de acuerdo con esta propuesta por que el Estatal es una fuente de ingresos para las radiodifusoras que existen en el estado, así como las paginas digitales, redes sociales que trasmiten el Estatal, ingresos que la Asociación no cobra derechos por su misma estructura, todos los que son empleados temporales ya sea por boteros de cerveza, de venta de comida, de golosinas, todo lo que se vende en los partidos, serian excluidos de esta propuesta por jugar el Estatal sin aficionados.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: