Colonia Cuarta Zona

Colonia Cuarta Zona

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Independientemente de como sociedad, como sector social, no supimos defender un espacio histórico deportivo que formo parte de la historia del beisbol de Parral y la Cuarta Zona, hubo en su oportunidad, si muchas expresiones de desaprobación, recuerdos nostálgicos por lo ahí vivido cuando se dio a conocer la noticia de que el famoso Parque de la Inter Obrera, después bautizado: Marcos D. Fowler en honor al Superintendente de la Mina La Prieta en la década de los 50’s, 60’s, daba paso, cedía sus páginas épicas a la mancha urbana al convertirse en un fraccionamiento, ahora nos enteramos que sus calles llevaran tres nombres: Marcos D. Fowler, Asarco e Inter obrera.

A menudo los héroes son desconocidos y si no tienes la capacidad de transmitir de generación en generación, el porqué de tu origen, las raíces que dan sustento a la pasión, al pasatiempo que se forjo en los socavones de todas las minas de la región, siendo la cuna que mece a la afición de todo el beisbol estatal, cuando no honras a los pioneros, pronto esa herencia minera se convertirá en una masa amorfa, hibrida, que grita sin ton, ni son, que desconoce la prosapia, la tradición, la excelencia de sus antecesores, por ello felicito a los que tuvieron tal atino de nombrar las calles del nuevo fraccionamiento en honor a lo que en el diamante de la Inter Obrera se vivió.

He tenido la fortuna de trabajar en dos administraciones municipales (1995-1998 y 2010-2013), en cada una de ellas al conocer las propuestas ya fueran publicas o privadas para la construcción de nuevos fraccionamientos en la ciudad, exprese mi inquietud de que su nombre y sus calles llevaran nombres alusivos a la rica historia del beisbol, no tan solo de Parral de toda la región.

Cuarta Zona, Colonia Minera, Colonia Cuarta Zona, eran nombres que proponía, sus calles fueran nombradas para empezar con los nombres de los miembros del Salón de la Fama del Beisbol.

Esa idea se remarca actualmente cuando voy a una colonia y veo nombres genéricos, de objetos, de animales, de vegetales, causándome decepción, malestar, porque así como se honra a los héroes que nos dieron patria, personajes distinguidos en la cultura, vida pública, artística, del magisterio, también es justo reconocer aquellos que nos dieron satisfacciones con su talento, con su coraje, por su amor por el terruño, por defender los colores de Parral y la Cuarta Zona

Hasta el momento hay un Estadio olímpico honra la hazaña olímpica de Humberto Mariles, hay una Unidad Deportiva en honor a Vanessa Zambotti, hay un estadio en memoria de Valente Chacón Baca, Unidad Deportiva a nombre de Padre Agustín Pelayo, pero es tanta nuestra amnesia o apatía que no hemos sabido reconocer la trayectoria de un Jaime Alvídrez, de un Mike Orpinel, de Arnulfo ”El Panzón” Arras, de Enrique “El Guajiro” Robles, de Salvador “Chepilon” Santana, de los Hermanos Sosa, más contemporáneos: Octavio Santana, Raymundo Sandoval, Ángel “El Bucky” Pérez, Alfredo Robles y tantos que dejaron en los spikes, en sus guantes todo por los Mineros.

Entre mis argumentos, mi gestoría, mi cabildeo para que se lograra tal nombramiento, esgrimía que aquel Alcalde que se animara a realizarlo, tendría puntos a su favor y simpatía dentro de un sector social muy numeroso, el acto en si seria un digno reconocimiento a todos aquellos que nos han trasmitido a través de los siglos, de las familias, ese ADN, esa carga genética que ya nadie nos la quita.

Vaya pues la iniciativa de que el próximo fraccionamiento tenga este fin, ya que cada vez vemos como nuestro querido Parral crece y crece.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: