De inmediato debemos despertar interés entre aficionados: Magdaleno en su regreso a Conspiradores

Magdaleno Ramírez sabe que el negocio del béisbol ha cambiado con los años y el reto ahora es hacerlo un espectáculo atractivo también para jóvenes, chicos y chicas, que, afortunadamente, se acercan a los estadios para buscar el juego como una opción de esparcimiento más seguro.

Por Luciano Campos Garza

MONTERREY, N. L (pro).- En su regreso como encargado deportivo con los Conspiradores de Querétaro, franquicia nueva en la Liga Mexicana de Beisbol, Roberto Magdaleno Ramírez sabe que la afición le demandará resultados inmediatos.

Luego de estar dos años inactivo, tras su paso por Saltillo, el directivo está de vuelta como director de operaciones de un equipo que ha tenido que formar desde los cimientos, con un estadio en construcción y con una fanaticada nueva, pues la ciudad no había tenido representativo de pelota profesional.

Pero se declara listo para el reto, que es hacer que los queretanos se identifiquen de inmediato con el club, que se estrena en el 2024.

“Que el equipo carbure de inmediato depende mucho del interés de los propietarios. Estamos empezando de cero y podemos apostar con jugadores de experiencia de inmediato o pensar en el futuro con gente joven. Hubo un draft donde no había cantidad, ni calidad de jugares. Por eso le sugerí al propietario que este año fuéramos agarrando jugadores de experiencia y combinado con jugadores jóvenes, para hacer un grupo sólido”.

“De inmediato tenemos que despertar el interés entre los aficionados porque, como es una plaza nueva, ya sabemos, por experiencia, que los aficionados quieren siempre equipos ganadores. Querétaro es una plaza futbolera, pero ahí juegan cada quince días y en una semana se pasa el mal resultado. Pero en el béisbol, como se juega a diario, no se te perdona una mala racha, o que tu equipo sea perdedor y decir que estás trabajando para futuro. Esa no la compra el aficionado”, reconoce el veterano hombre de beisbol, que tiene más de cuatro décadas en la operación deportiva.

Por eso, asegura que la expectativa con los Conspiradores es grande, para que la gente de la ciudad perciba que el equipo es competitivo, que pelea por lo alto y que quiere ganar ya.

“Como nunca he sido conformista, no voy a pensar que, por ser nuevos, con el paso del tiempo podemos recuperarnos. Por el contrario, lo que haré es apostar, desde el principio, a hacer un equipo ganador, para motivar un buen ambiente y generar entusiasmo y credibilidad entre la afición, para que la gente se prenda y tengamos posibilidades de luchar arriba. Queremos ser una organización competitiva desde el inicio”, señala.

Su interés de hacer que el equipo esté en lo alto del standing debe ir aparejado con la creación de una sólida estructura deportiva que permita el desarrollo de talentos jóvenes que, incluso, pueden ser enviados a foguearse a Estados Unidos, para retornarlos maduros y listos para integrarse al elenco del primer equipo.

El nuevo beisbol

Magdaleno Ramírez sabe que el negocio del béisbol ha cambiado con los años y el reto ahora es hacerlo un espectáculo atractivo también para jóvenes, chicos y chicas, que, afortunadamente, se acercan a los estadios para buscar el juego como una opción de esparcimiento más seguro.

“El juego ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Administrativamente ya no es solo una operación de béisbol simplemente, pues es doble. Ha sido una necesidad crear show, un espectáculo acorde a la necesidad de los jóvenes. Es muy apetecible el béisbol ahora para chicos y chicas, que es diario. Hay una oportunidad de generar gran ambiente, previo al juego, durante el juego, y al finalizar. Tenemos nuevos aficionados que prefieren ir al estadio que andar en el antro que no son tan seguros, y el béisbol es un buen pretexto para convivir en interiores. Y ya, en la actualidad, vienen muchas mujeres”.

“Lo deportivo también ha cambiado. El sistema pues antes se enfocaba mucho al desarrollo del talento. Ahora se sigue también eso, pero ya una gran parte de las organizaciones tienen su propia academia y es bueno. Aunque de acuerdo al sistema actual, donde ya se puede contar con una gran cantidad de mexicoamericanos y extranjeros, buscas más en ese mercado, porque los nacionales ya están acaparados. Y también hay que buscar también talento joven, que puedes contratar desde casi los 14 años si tiene cualidades”, dice.

En lo deportivo, todavía no puede mencionar nombre de jugadores ni manager. La nómina en Querétaro tiene apenas unos 18 peloteros, que seleccionó en el draft, y buscan un mínimo de 40. Hay pláticas avanzadas con jugadores, algunos que participan en el circuito invernal, y también ya están en la revisión de perfiles, para encontrar un timonel de carácter, que pueda generar un juego espectacular, dice Magdaleno Ramírez.

Los aficionados al béisbol mexicano pueden recordar que Roberto tiene un palmarés importante como directivo.

En 1982, hizo campeones a Indios de Ciudad Juárez, a donde llegó ese mismo año. En las dos temporadas siguientes llegó también a la final con los chihuhuenses, aunque el conjunto fue derrotado.

Tuvo un paso por Torreón, entre 1984 y 1985 y al año siguiente llegó a Sultanes, donde tuvo su mejor época, como director deportivo y luego vicepresidente.

Con el equipo regiomontano estuvo hasta el 2017, cuando salió para enrolarse con Saraperos del 2019 al 2021.

El directivo nacido en la Ciudad de México sabe disputar campeonatos. A lo largo de su trayectoria, tiene 11 series finales, de las cuáles ha conquistado cinco.

Magdaleno dice que estará listo para el inicio de la temporada en el proyectado estadio de pasto sintético que se erige en un terreno cedido por el Gobierno del Estado, a unos 15 kilómetros de la capital, por la salida a San Juan del Río.

Conspiradores se estrenan en la liga veraniega el 12 de abril de visita, contra Tigres, y vuelven a casa para presentarse ante su gente ante Oaxaca en la serie que inicia el 16.

El propietario Francisco Orozco Marín comparte con la directiva el enorme compromiso de hacer que funcione este proyecto, de incorporarse a la LMB como un equipo competitivo que gane arraigo inmediato en la entidad, dice.

Para armar al equipo, desde la oficina Magdaleno se coordina con Gerardo Quesada, director general, que se encarga de las finanzas del club.

Leave a Comment