Crónicas de coronavirus 41

Crónicas de coronavirus 41

Ricardo Urquidi

“Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo… y por los mismos motivos.”: Sir George Bernard Shaw

Después de un periodo de ausencia de crónicas, debido en gran parte por la anarquía social que provoca la falta de educación dentro de la población, en donde la única solución a la problemática será la vacuna, con la preocupación de que esta espiral de defunciones siga en ascenso no por culpa de nuestras autoridades de cualquier nivel, por nuestra misma conducta irracional, creada por un mismo sistema político, social, económico que ya esta agotado, rebasado y que se niega a morir.

Dicho lo anterior quisiera centrar mi atención en esta oportunidad a la ya desatada carrera por las candidaturas de los diferentes partidos hacia las elecciones del 21, los diferentes actores políticos, lideres sociales, empresarios ya se destaparon para comunicar a la sociedad sus intenciones de contender, las lecturas personales que los aspirantes realicen en torno a sus posibilidades de ganar la elección de Gobernador, Diputados Federales y locales, así como Presidencias Municipales y Síndicos, ya dependerán de un nuevo escenario debido en gran parte a la degradación que han sufrido los partidos políticos.

En primer lugar Morena en esta partidocracia se convierte en el favorito, no porque nos vaya ofrecer los mejores candidatos, ya sean de extracción perredista, priista o panista, porque hasta el momento no conozco un morenista de prosapia, de abolengo, conoceré infinidad de izquierdistas, sobre todo del magisterio que a través de las décadas se la han rifado por sus ideales, principios, valores y que paradójicamente ahora no ocupan lugares dentro de la administración de AMLO, los han dejado a un lado solo como imagen, Morena es el favorito porque va a aprovechar su política asistencialista como lo han hecho sus predecesores para captar el voto, la contundencia de López Obrador como factor de triunfo en el 2018, ya no será tan determinante en el 2021.

Todos los demás partidos deberán cambiar su proceso de selección de candidatos si desean ganar, las aprehensiones de Emilio Lozoya, Cesar Duarte, Genaro Luna y todas las que vienen en cascada, han cambiado la perspectiva dentro del electorado, no en contra del PAN o el PRI, contra todos aquellos que de una u otra forma han sido exhibidos por sus nexos con la podredumbre y corrupción de los sexenios de Felipe Calderón y Peña Nieto, todo aquel que desee estar en las papeletas del año próximo, deberá de estar limpio de toda relación con cuando menos estos dos sexenios nefastos y a nivel estatal con los últimos diez años, la docena trágica si queremos parafrasear a la decena trágica que derroco a Francisco I. Madero.

Aquel candidato que como funcionario público, legislador, empresario, actuales autoridades, municipales, estatales y federales, haya tenido participación, relación con este periodo, debe ser anulado en sus aspiraciones, por citar un ejemplo: Gustavo Madero fue senador en el sexenio de Peña Nieto y es demasiado ingenuo pensar que no recibió “gratificación”, “moche” por aprobar la Reforma Energética, por sanidad, por su complicidad, por su beneficio obtenido, por su hipocresía, por su corrupción probada o no probada, simplemente por la duda en torno a él, personajes como este individuo no deben tener cabida en ningún proceso electoral.

Se habla de alianzas para ir con todo contra Morena y ganar el Congreso de la Unión para detener todas las reformas de AMLO, por mas alianzas que se hagan, si esa coalición de partidos postula a mas de lo mismo, a políticos ególatras que solo quieren seguir sirviéndose con la cuchara grande y saquear las arcas públicas, van a fracasar estrepitosamente y Morena la opción que ahora tiene en su poder la ignorancia, necesidad de un sector marginado del avance del país, nuevamente será el ganador.

La oferta de todos los partidos hacia la sociedad debe ser de una plantilla de candidatos con perfil ciudadano, los partidos deben de voltear sus ojos a sus orígenes, dejar a un lado a los neo militantes, dar oportunidad a todos aquellos que a través de las décadas han mantenido la convicción, la ideología, principios de sus partidos, porque todos los que existen actualmente incluyendo Morena, son un batidero de colores, son una perversión de todos los males que arrastra el sistema político mexicano.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: