Carlos “El Pájaro” Vega Sariñana

Mi compa “El Pájaro Vega”

Por Carlos Tagle Mares

Les costaba meterle un GOL al Pájaro, (usaba unas rodilleras de elásticos con una simple esponja, se las ponía al revés para que se ajustaran más al cuerpo, no había más)

Los tiros al ras del suelo eran goles seguros para cualquier portero de esa época, cuando recién llegaron los que jugaban con buena técnica.

Este cabrón volaba por los aires en los años de juventud y gloria, en sus apogeos fue el mejor arquero que hayamos tenido en el Barrio, era impenetrable, fue famoso allá por los ochenta, de todos lados venían a verlo en la portería, era liviano, ágil con un parecido al vuelo de un pájaro de ahí el apodo.

Yo era un niño cuando lo vi jugar aquella final épica, mística, el campo de futbol estaba donde ahora se encuentra la deportiva,una auténtica cancha llanera, sin pasto, sin forma rectangular, parecía más un óvalo, desnivelada, llena de piedras, las porterías eran dos horcones sosteniendo un palo atravesado, se hacía un día de campo, todo se reunía para apoyar al equipo, eran unas fiestas esos partidos de balón golpeado con el pie.

Recuerdo ese partido, fue un partidazo el que se jugó, no chingaderas, el equipo de Torreoncillos traían buenos jugadores tambien, había un pelao que se llamaba Bartolo, parecía un oso el mentao ese, alto, gordo, peludo, tiraba unos cañonazos duros, directos, con la pierna derecha, era el Ingeniero de la constructora que trabajaba en la construcción de la presa, jefe de su equipo.

Fue un partido de infarto, muchos gritos de goles se ahogaron en las gargantas, era un ir y venir, se sudaba la camiseta, se dejaba todo en el campo, la balanza estaba nivelada, iban cero a cero, empatados, ya casi se iba a terminar el juego, buenos jugadores había antes, pateaban la pelota chingón, con poca técnica pero con mucha garra y empuje, el pueblo gritaba apoyando al equipo, los gritos que más se oían eran los de Don Miguel Medrano, ¡Échale palomilla brava! ¡Juy juy!, todos se enardecían y gritaban arremedando ese grito de combate.

Era la última jugada, un tiro de esquina a favor del equipo de Torreoncillos, Mi Compa “El Pájaro” atajó un fenomenal cabezazo del pepino otro gran jugador de torreoncillos de una gran técnica de cabeceo, que iba justo al ángulo derecho, Todos nos quedamos callados era inevitable el gol, pero de repente no sé de donde se ven la mano de mi amigo “El Pájaro” golpeando el balón del puro ángulo lo acabábamos de ver en el otro extremo de la portería, (todavía después de muchos años lo recuerdo), el rebote le cayó al pelao Bartolo afuera del área grande, así como venía, a bote pronto, a boca de jarro, pateo la pelota con el empeine de su pie, tremendo cañonazo, el balón viajo a la velocidad del diablo,área¡Mocos! Todos vimos asombrados como la pelota fue a dar al pecho de mi Compa El Pájaro, no intentó agarrarla con las dos manos como era su costumbre, sino que le puso los puños para escupir la pelota, pero la potencia del disparo fue tanta que el balón tumbo al pájaro, tocó la red con todo con la espalda, el balón se fue fuera del área grande, lograron despejarlas, Compa Pájaro, todavia tirado en el piso se incorporó, se colocó en el centro de la portería, pusieron en juego lo más pronto posible el balón en juego estaban con el espíritu defensivo pues casi nos meten el gol, le tiran el centro al pepino, el pájaro ya lo esperaba sabia que los centros por lo general eran para el pepino por su técnica de cabeceo, fuera del area chica se veía el balón directo a la cabeza del pepino, pero ya el pájaro tenía localizada la pelota y se abalanza sobre la pelota quitándosela de la cabeza del pepino, el pájaro cae con el balón atrapada en su pecho, se queda un rato tirado en el piso, se levanta y de un despeje como si fuera un pase se lo entrega al Drácula, a toda velocidad llega fuera del área grande y le da un tremendo shutazo, poniéndola fuera del alcanze del portero, GOOOOOOOOOOOL…

Los años pasan arrugándonos la piel pero no el alma, en mi mente tengo recuerdos imborrables de aquellas personas con las que conviví, trabajé en mis años de infancia, mi juventud.

Algunos ya se nos adelantaron, otros ya están viejos, enfermos unos más acabados que otros que ya no los podemos contar.

Intentó plasmarlos en mis escritos para que las nuevas generaciones de mi barrio, sepan de donde vienen, o quienes fuimos……calitocalono……………………………….. Mi amigo el Caimán.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: