GIL ONTIVEROS

Por: Librado Velo Amparán

El doctor Armenta cuando dirigía a Delicias en 1985, visitando a Juárez, tenía relevando a un zurdo (no estoy seguro si era Juan de Dios Chávez o Roberto Gallegos) y en una situación apremiante con gente en bases, venía a batear Gilberto Ontiveros (zurdo también).

Armenta pidió tiempo y al ir entrando solicitó otro lanzador, que era el derecho Salvador Alvídrez. El zurdo que estaba lanzando le señaló al doctor que el bateador era chueco, que cómo lo iba a sacar por un derecho.

Pero era una decisión tomada de antemano y Alvídrez procedió a dominar a Ontiveros sin dificultad, y quienes criticaron en el estadio el movimiento, se tuvieron que tragar sus palabras. Tiempo después explicó Arnoldo Armenta, por qué lo hizo. “Gil Ontiveros es tan buen bateador que le da a zurdos y derechos.

Entonces le traje a el mejor que tenía disponible, Chava Alvídrez y lo dominó; no siempre se sigue el librito, es cuestión a veces de corazonada”.

Y tanto respetaba a el zurdo Ontiveros que lo llevó al Nacional de ese año y le ayudó a conseguir el título, saliendo de la banca a batear como emergente con éxito.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: