Los favoritos tras la historia

Los favoritos tras la historia

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Al iniciar las Series de Campeonato de la Nacional y la Americana, la prensa especializada señalo como favoritos para llegar a la Serie Mundial a los Astros de Houston y los Dodgers de Los Ángeles, sobre los Rays de Tampa Baya y los Bravos de Atlanta, los pronósticos se basaban en su experiencia en playoffs, por ser rivales ya en un Clásico de Otoño(2017), por mejor pitcheo, mejor bateo, en el papel los de Houston y Los Ángeles se mostraban muy superiores a su rivales.

Cual fue la sorpresa que los Rays ganaron 3 juegos consecutivos para ponerse a una sola victoria de la Serie Mundial y los Bravos 3 a 1 sobre los Dodgers, los llamados débiles se colocaron en la cúspide, los de caballo ahora iban a pie, ahora al igual que los Medias Rojas del 2004, los Astros están a punto de realizar la hazaña y colarse una vez más a la fiesta mas grande que existe en el mes de Octubre, por su parte los Estibadores a pesar de Roberts y su pésimo manejo del relevo, designación de abridores, puede también alcanzar a los de Atlanta y dar la campanada.

Primeramente los Rays que empezaron destrozando el pitcheo de Houston con bambinazos de cuatro esquinas, se han apagado a partir del juego cuatro, los lanzadores  de Dusty Baker han ajustado, han sido disciplinados y la artillería, las pequeñas hormigas de Tampa Bay, que con diferente cara e idéntico resultado resolvían momentos cruciales del juego ante los Azulejos y los Yankees, ahora han acumulado ponches y derrotas que lo único que han provocado es que el momento mental le pertenezca a Houston, flota en el ambiente la sensación que en el séptimo es mero formulismo y lo único que falta es que Altuve, Correa, Springer, Bregman, Gurriel, Tucker jalen la guillotina y le digan a dios a un equipo de lo más combativo, pero los sueños de Cenicienta se acaban a la medianoche… a disfrutar son pocos y escasos los séptimos juegos que no son emocionantes.

Roberts traen un desorden muy organizado, que para fortuna de él, Seager y Betts se lo resuelven, antes de llegar Roberts a Los Ángeles y ante la falta de un líder que le diera rumbo y hambre a la estupenda plantilla que tienen los angelinos, siempre creí que Seager debía agarrar esa estafeta, pero es un pelotero muy serio, que solo habla con su guante y bat, con la llegada de Mokie Betts, los destellos de Bellinger que no logra dar el estirón y mostrar su clase en postemporada, hay mas liderazgo en el campo de juego, el problema del Dodgers, olvidándonos de Roberts, radica en su cuerpo de lanzadores, con la ida de Ryu y Maeda, el bullpen azul se quedo sin experiencia, solo quedan Báez, Kelly y Jansen, su cuerpo de abridores con Buehler y Kershaw son de primera línea, pero Roberts no le da confianza a sus noveles lanzadores como: May, Gonsolin, Urías, trae un desorden, además de enfrentar la postemporada con un Buehler con problemas de ampollas en los dedos y a Kershaw con problemas en la espalda, Dustin May el pelirrojo de cabellera desordenada y Tony Gonsolin son estupendos prospectos, son la principal razón por la que dejaron ir a Ryu y Maeda, mención aparte merecen el nayarita Víctor González, el venezolano Brusdar Graterol que ya mostraron hechuras, todo es cuestión que Roberts los utilice, el receptor novato Smith, ya nos mostro de que esta hecho, tiene un novato segunda base: Gavin Lux, el mejor prospecto del Dodgers y no lo utiliza, prefiere a Jansen, Pollock, Taylor, Turner y Muncy.

Pase lo que pase este fin de semana, otra vez Octubre nos trae muy buenos juegos, nuevos aprendizajes, evocamos con nostalgia, las épocas del ajedrez beisbolero, pero a la vez volvemos a disfrutar las atrapadas, las rectas a la esquina de adentro retando al bateador, ahora con la pandemia que mejor encierro en el hogar que las Series de Campeonato.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: