Las factureras de la Conade: defraudación fiscal y lavado

Por Beatriz Pereyra

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Reportan ingresos, pero no utilidades; tampoco pagan impuestos, simulan operaciones financieras y están radicadas en el estado de Campeche. Este es el perfil de una red de empresas “factureras” que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) ha empleado desde la administración de Ana Guevara para malversar el dinero público del fideicomiso Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

Catering Housekeeping, Hospitality and Feeding Services es la empresa favorita que un grupo de servidores públicos de la Conade –la mayoría de ellos ya fueron destituidos– ha utilizado para sacar el dinero del Fodepar con la ayuda de federaciones deportivas, entrenadores, personas que se han hecho pasar por entrenadores y de alrededor de 12 metodólogos y analistas técnicos.

Asimismo echaron mano de otras empresas, como Volare Travel Shop y Edgar García Morales y Asociados, las cuales, al igual que Catering Housekeeping, emitieron facturas a nombre del Fodepar, el fideicomiso para los deportistas mexicanos de élite.

Catering Housekeeping transfirió 62 millones de pesos entre 2018 y 2019 a una empresa más: SEINGE, que, a su vez, depositó 10 millones de pesos a Edgar García Morales y Asociados y otros 27 millones a Proyectos Científicos y Tecnológicos del Sur.

Esta última empresa también transfirió 1.8 millones de pesos a Edgar García Morales y Asociados y depositó 940 mil pesos a la cuenta del entrenador de taekwondo Julio Álvarez, para una gira por Europa de la medallista olímpica María del Rosario Espinoza, a principios de 2019.https://3bbfdb3549e5fd257b48efc18d6a0f67.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Las empresas Catering Housekeeping, Hospitality and Feeding Services SA de CV, Edgar García Morales y Asociados SA de CV, Proyectos Científicos y Tecnológicos del Sur S de RL de CV y SEINGE SA de CV tienen en común que sus domicilios fiscales se ubican en Ciudad del Carmen, Campeche.

Desde junio de 2019 este semanario ha publicado una serie de reportajes en los que reveló que un grupo de servidores públicos, durante la gestión de Ana Gabriela Guevara, trianguló los recursos públicos del Fodepar para financiar con sobreprecios los viajes a campamentos y competencias de los deportistas mexicanos (Proceso 2242).

De igual manera, la auditoría 12/2019 del Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de la Función Pública (SFP) –realizada por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador– confirmó lo reportado por este semanario y puso al descubierto que existe un daño patrimonial de 50.8 millones de pesos al Fodepar sólo durante el primer semestre de 2019 por desvío de recursos y porque parte de ese dinero fue comprobado con documentación “falsa, alterada, apócrifa y carente de validez fiscal” (Proceso 2259). (Con información de Rosa Santana)

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: