Plegaria de un hijo en Navidad

Dame una señal aunque me dé miedo
No sé nada de ti y me siento mal
Sé que donde estas puede ser difícil
O prácticamente imposible

Fantasma de mi corazón
Humilde, tierno, justo y soñador
Gracias por todos esos años
Nunca te voy a olvidar

No hace falta ni ver una fotografía
Te llevo en la sangre
Y vives en mí ser
Tu espíritu esta en
Las dunas del desierto
Bajo el cielo inmortal
Te decimos HASTA SIEMPRE !

Rene Urquidi Lujan

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: