Un nuevo ciclo

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Con el anuncio de la preselección Mineros 2021, inicia un nuevo ciclo que sin lugar a duda nos recuerda el 2005, cuando llego una generación que ha brindado una de las mejores épocas al beisbol de la Cuarta Zona.

Desde ya hace un año o más, varios peloteros jóvenes, de la inmensa cantera que se da en la región, venían pidiendo a gritos una oportunidad, hiperactivos caminaban como leones enjaulados en el dogout viendo a sus ídolos en el terreno de juego, hoy al fin van a tener una oportunidad cuando todo este grupo prometedor inicie su pretemporada en Madera cuando se enfrenten a los Venados en dos juegos de preparación.

La Furia Gris tiene en el papel un muy buen equipo, afortunadamente y después de muchos años, los Mineros tienen abridores para los juegos, solo esperemos que se asienten, respondan a las expectativas, que certifiquen los que se les vio en el Regional, para cubrir uno de los dolores de cabeza que nos ha perseguido los últimos años.

Los lanzadores que llegaron y fueron observados nos dan esperanza de creer que podemos dar la pelea,  mantener el marcador para que la ofensiva venga y lleguen los triunfos, Mario “El Caballo” Rodríguez y Omar Valverde son dos locales que gracias a sus actuaciones ya aseguraron un puesto, de su consistencia podrán tener argumentos para pedir la pelota ser los abridores del domingo, atrás de ellos están Jorge Mata y Erick Cano, todos los demás son foráneos de calidad, sin embargo no caben todos y con paciencia esperaremos el roster final que abra la temporada.

A la ofensiva solo Isidro Rocha, Cesar Hernández y Edgar Jiménez no pertenecen por nacimiento a la región, pero ya la afición los adopto y les dio carta de naturalización, todos los demás son gente nativa, unos con experiencia: Chino Cano, Diego Gutiérrez, Rafita Arámbula, otros que van a pagar el noviciado en el estatal que no perdona nada.

Parral va  a ser un equipo de altibajos, con errores que se anotan y de cabeza, los chamacos se van a ponchar en momentos cruciales del partido, pero si el pitcheo se sostiene, ese pitcheo que se vio fuerte, el beisbol les va a otorgar una y otra oportunidad de madurar, así lo vivimos en el 2005, así va a suceder en el 2021: “Este corte de equipos , por su juventud, tiene una característica muy distintiva que siempre han tenido los equipos bisoños: Igual pierden un juego ya ganado, que ganan un juego ya perdido. Les falta fuerza, el empaque, las mañas, la tozudez, la crin dura que solo da la experiencia”: Domingo Salcido al referirse a la selección Mineros del 94.

Si este equipo se mantiene, en dos años volvemos a ser campeones, Chino Cano, Rafita, Diego y demás veteranos, foráneos que ya vivieron y maduraron los ciclos que llevan a un campeonato, los van a llevar de la mano, contagiándolos de esa paciencia felina que cauta va tras de la presa luego de años de aprendizaje, así han sido las últimas tres generaciones de la Cuarta Zona que han conquistado títulos: vigilan, observan, asimilan, acechan, sudan carga genética de los equipos que ya saben cómo ganar y cuando menos piensa el rival, ya esta del cuello bajo las mandíbulas de un depredador que lo asfixia en las últimas entradas.

Hoy ante un Estatal “Champion” Flores que se debe jugar con responsabilidad, con máximo de aforos por la pandemia, sin fecha de inicio por definir, Parral no es favorito, detalle que siempre nos ha favorecido y que en vez de alejarnos del objetivo nos acerca ante las potencias de Juárez, Delicias, Chihuahua y Cuauhtémoc.

La Cuarta Zona, El Valle, Santa Barbara, El Oro y Parral nuevamente ofrecen a la competencia, frescura, ejemplo de trabajo en fuerzas inferiores, dando el mensaje a nivel estatal que a veces vale más cantera que billetera, si se invirtió en pitcheo porque es nuestro talón de Aquiles, pero lo demás se dejo simple y sencillamente porque si a la chamacada no se le da una oportunidad, nunca va a madurar y en caso extremo ante una puerta cerrada, lo mas seguro es que emigre.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: