Primera Aduana pagada

Primera Aduana pagada

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Cuando se definió la fecha inaugural del Estatal 2021, con los problemas internos de la Cuarta Zona, con una Liga Regional organizada al vapor, con los primeros cuatro rivales en puerta, con unos Mineros jóvenes, con el Estadio Parral en mantenimiento, todos pronosticábamos un complicado comienzo para la Fura Gris.

Todos conocíamos el talento de la nueva sangre minera ya sea foránea o local, pero la incertidumbre, además del morbo nos rodeaba, ¿estará el Estadio Parral en condiciones?, ¿podrán los nuevos brazos estar a la altura del Estatal, a los novatos no serán presa del pánico escénico?, de los 12 juegos contra Delicias, Juárez, Chihuahua y Cuauhtémoc, ¿cuántos ganaremos?, ahora clasifican seis, ¿podremos clasificar?

Alrededor de esas dudas la expectación creció, las predicciones se agudizaron cuando al comienzo fuimos barridos por los Algodoneros, la avalancha de profetas del desastre apareció como cucarachas de drenaje, esos que nomás están esperando una derrota de los Pica Piedra, en la segunda jornada el primer augurio en caer cuando se abrieron las puertas del socavón de los Mineros, el terreno de juego cumplía con los requisitos para jugar.

Para rematar los Indios nos pegan primero, la novena minera, estaba en las obscuridades del sótano, nadie esperaba lo mejor para la edición 2021 de los Mineros y a partir de ahí, el equipo comenzó a funcionar, ganando la serie contra la tribu.

Al recibir a los Dorados, todavía en los últimos lugares, otra vez a nuestro archirrival se le gana, no fácilmente, pero se van acumulando victorias, los novatos, los lanzadores foráneos, están sosteniendo al equipo para que lleguen las carreras y apuntalar los triunfos.

El fin de semana pasado en tierra manzanera, lo mismo, con rotación de peloteros en el line up, alternándolos, sin importar su momento, Jimmy Quintana, les da juego a todos, algunos fallan, pero la mayoría a la hora cero, responde y los que la pagan son los ahijados de Chiro Peters que no encuentran la formula luego de dos barridas, una contra los Rojos y la última contra Parral, por lo pronto acaban de ratificar como timonel al Zorro Plateado: Armando Guereca.

Al final de cuatro jornadas, la primera aduana, la más difícil para algunos, la de mas prosapia ya se pasó, pero no hay que echar las campanas al vuelo, si algo tiene el 2021 es que con excepción de Delicias y Juárez, los demás no tienen asegurado su pase a la fiesta grande, los siguientes seis rivales, solo Jiménez está por arriba de los Mineros y si a ello le agregamos que los últimos seis juegos del rol regular son contra los de la Vieja Huejoquilla, Parral hasta el momento no tiene nada asegurado.

Los Faraones(Noveno, próximo rival que tiene todo para dar una zancadilla a los Mineros), los Venados(Sexto le gano la serie a Delicias y les han cumplido a los peloteros su pago, por lo que hasta el momento no hay desbandada y es peligroso en todos los sentidos), los Soles(Decimo, el aparente débil, cuya especialidad es darle dolores de cabeza a Parral) y los Mazorqueros(Quinto, otro falso débil que siempre se le ha complicado a los Mineros) son la siguiente aduana y con nadie hay que confiar, cualquier descalabro que sufra el equipo en juegos que estén en la parrilla o ganados, pueden cobrar factura a la hora de clasificar a la postemporada.

Por lo pronto y bajo una perspectiva personal, tengo la impresión de que en el terreno de juego, ya existe la persona que vino a ocupar el cargo de Capitán, posición vacante  luego de la partida de Hugo Gutiérrez, estoy hablando de Isidro Rocha, cuyas características han provocado que dirige los ánimos, las observaciones desde el home plate(fue el que después del doble play, provocado por el infield fly contra Cuauhtémoc, señaló a los Ampáyers la regla), bien por él, de los chamacos imberbes no tengo mas que agradecerles su rápida adaptación a la mejor pelota que se juega en el estado, Tenemos equipo!, lo que venga es miel.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: