Juego de Estrellas injusto

Juego de Estrellas injusto

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

En 1984 el dominicano Joaquín Andújar, quemaba la liga antes del Clásico de media temporada, era líder en victorias, en entradas lanzadas, en ponches, fue convocado al Juego de Estrellas, pero el manager de los Phillies: Paul Owens que un año atrás había perdido la Serie Mundial ante los Orioles de Baltimore, anuncio como su pitcher abridor a Charlie Lea de los Expos de Montreal, Andújar que tenía un carácter muy fuerte, reclamo su lugar y critico la decisión del timonel de la Liga Nacional, no jugo en protesta.

En 1985 igual, Andújar era sin lugar a duda el pilar del staff de abridores de los Cardenales, otra vez tuvo una excelente media temporada, nuevamente fue convocado al All Stars y nuevamente no fue anunciado como pitcher abridor, el honor correspondió a Lamar Hoyt de los Padres de San Diego, designado por Dick Williams, mánager de los Padres, Andújar volvió a reclamar más airada y nuevamente no jugo en protesta.

Joaquín fue líder en victorias de la Liga Nacional el 1984 con 20 victorias, líder de la liga con 261.1 entradas lanzadas, líder en blanqueadas con cuatro y en bateadores enfrentados, terminando con efectividad de 3.34.

En 1985 Andújar terminó con marca de 21-12 y condujo a su equipo hasta la Serie Mundial contra los Reales de Kansas City, en aquel out-quieto marcado al Charolito Orta en primera, que significo la remontada de los Reales para ganar el Clásico de Otoño.

Ahora toca el turno a Julio Urías, el de Culiacán es líder en victorias en la Nacional con 11, tiene su mejor temporada y su propio mánager: Dave Roberts, timonel del viejo circuito en el Juego de Estrellas 2021, no tan solo no lo nombra Abridor, no lo convoca, hay que puntualizar que los aficionados solo pueden votar por jugadores de cuadro, los Managers nombran a los lanzadores.

La primera reacción de los fanáticos mexicanos ante tal decisión fue: Racismo, en lo personal no lo veo así, Roberts nacido en Japón, es de Padre afroamericano y Madre japonesa, dos razas que han visto en la Unión Americana el sueño americano cristalizado.

Lo que creo conociendo al timonel de los Dodgers, es que nuevamente hay una actitud egoísta, primero soy yo, que mis jugadores, el estilo de manejar del ex Medias Rojas de Boston que, junto con El Papi Ortiz, Manny Ramírez, Pedro Martínez rompieran la maldición del Bambino en el 2004, es egocentrista, es ver al pelotero como un instrumento, no dar prioridad a lo emocional.

Julio Urías es otro esta temporada, gracias a la confianza que adquirió en la Serie Mundial, el aspecto emocional en el Culichi es la gran diferencia respecto a años anteriores, gracias a ese estado de ánimo, al ver sus alcances, lo que puede hacer en el montículo, Urías ahora es el líder de los Abridores de los Dodgers, sobre Kershaw, sobre Buehler.

Ante el silencio de Urías por la decisión, solo cabe especular que Roberts platico en corto con él, para que descanse y afronte con mas calma la segunda mitad de la temporada, otra razón es que el mismo Urías al ver las entradas lanzadas que lleva hasta el momento: 106.1, haya solicitado él mismo el descanso.

Lo que en lo personal creo, viendo el cambio de Julio en este 2021, es que la emoción, la distinción de jugar por primera vez el Juego de Estrellas, le hubiera dado más fuerza en todos los sentidos para lo que se avecina ante una dura carrera contra los Padres de San Diego, con la posibilidad de ir nuevamente a la Serie Mundial.

Lo que si sabemos es que tarde o temprano por declaraciones de los mismos protagonistas, cuales fueron las razones para que Julio Urías no haya estado en Denver.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: